domingo, 22 enero 2017, actualizado a las 00:08 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Sociedad

 

Paleontólogos clasifican misteriosas criaturas marinas en forma de cono

technorati delicious google meneame digg

Etiquetas de la noticia

paleontología
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 370 veces.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

Europa Press / Madrid

Publicidad

Una rama en el árbol de la vida está un poco más concurrida a partir de hoy. Un equipo de científicos dirigido por un estudiante de la Universidad de Toronto (U de T), en Canadá, Joseph Moysiuk, de 20 años de edad, ha determinado finalmente qué es un extraño grupo de extintos animales en forma de cono. Conocidas como 'hyoliths', estas criaturas marinas se desarrollaron hace más de 530 millones de años durante el periodo Cámbrico y se encuentran entre los primeros animales que se sabe que han producido esqueletos externos mineralizados.

Se cree que pertenecen a la misma familia que caracoles, calamares y otros moluscos, como se detalla en un artículo sobre su trabajo publicado este miércoles en 'Nature', que muestra también que los 'hyoliths' están más estrechamente relacionados con los braquiópodos, un grupo de animales que tiene un rico registro fósil, aunque pocos de sus especies permanecen vivas hoy en día.

Los braquiópodos tienen un cuerpo blando encerrado entre las cáscaras superior e inferior (valvas), a diferencia de la disposición izquierda y derecha de las conchas en los moluscos bivalvos. Los braquiópodos abren sus valvas en la parte delantera cuando se alimentan, pero de lo contrario las mantienen cerradas para proteger su aparato de alimentación y otras partes del cuerpo. Aunque los restos óseos de los 'hyoliths' son abundantes en el registro fósil, los aspectos diagnósticos clave de su anatomía blanda habían permanecido críticamente ausentes hasta ahora.

"Nuestro descubrimiento más importante y sorprendente es la estructura de alimentación del 'hyolith', que es una hilera de tentáculos flexibles que se extienden lejos de la boca, contenida dentro de la cavidad entre la cáscara cónica inferior y la concha superior similar a una tapa--dice Moysiuk--. Sólo un grupo de animales vivos --los braquiópodos-- tiene una estructura de alimentación comparable encerrada por un par de valvas. Este hallazgo demuestra que los braquiópodos, y no moluscos, son los parientes supervivientes más cercanos de los 'hyoliths".

"Sugiere que estos 'hyoliths' se alimentaron de material orgánico suspendido en el agua como los braquiópodos vivos de hoy, barriendo la comida hacia sus bocas con sus tentáculos", dijo Moysiuk, quien estudia Ciencias de la Tierra y Ecología y Biología Evolutiva, completando este proyecto como parte del Programa de Oportunidades de Investigación de la U de T, un programa especial de investigación de pregrado en la Facultad de Artes y Ciencias.

El aspecto distintivo y la estructura del esqueleto del 'hyolith' han obstruido los intentos previos de clasificar estos animales. Todos los 'hyoliths' tenían una cáscara alargada, bilateralmente simétrica, en forma de cono y una caperuza más pequeña que cubría la abertura de la cáscara cónica (conocido como opérculo). Algunas especies también tenían un par de espinas rígidas y curvadas (conocidas como 'helens') que sobresalían entre la cáscara cónica y las estructuras opérculos sin equivalentes en ningún otro grupo de animales.

El examen de la orientación de los 'helen' en especímenes de varios 'hyoliths' del Burgess Shale, en Columbia Británica, Canadá, sugiere que estas espinas pueden haber sido utilizadas como zancos para levantar el cuerpo del animal por encima del sedimento, elevando el aparato de alimentación para mejorar la alimentación.

Moysiuk y los coautores Martin Smith, en la Universidad de Durham, en Reino Unido, y Jean-Bernard Caron, del Museo Real de Ontario (ROM, en sus siglas en inglés) y U de T completaron las descripciones basándose principalmente en fósiles recién descubiertos del renombrado Cambrian Burgess Shale, en British Columbia.

"Los fósiles de Burgess Shale son excepcionales porque muestran preservación de tejidos blandos que no suelen conservarse en condiciones normales", destaca Caron, supervisor de la investigación de Moysiuk, conservador de invertebrados en ROM y un profesor asociado de los Departamentos de Ciencias de la Tierra y Ecología y Biología Evolutiva en la U de T.

"Aunque algunos expertos propusieron una afinidad molusca, esta hipótesis se basaba en pruebas insuficientes. Los 'hyoliths' estaban en una rama huérfana en el árbol de la vida, una vergüenza para los paleontólogos. Nuestros descubrimientos de campo más recientes fueron claves para finalmente revelar su historia, alrededor de 175 años después de la primera descripción de un 'hyolith", añade.

Caron realizó actividades de campo recientes en el Burgess Shale que llevaron al descubrimiento de muchos especímenes que forman la base de este estudio. Los especímenes clave provienen de depósitos descubiertos recientemente cerca del Glaciar Stanley y el Cañón de Mármol en el Parque Nacional Kootenay, a unos 40 kilómetros al sureste del sitio original de Burgess Shale en el Parque Nacional Yoho.

El Burgess Shale es uno de los depósitos fósiles más importantes para estudiar el origen y la evolución temprana de los animales que tuvo lugar durante el periodo Cámbrico, comenzando hace 542 millones de años. Los 'hyoliths' son sólo uno de los abundantes grupos de animales que caracterizaron la fauna de la 'Explosión Cámbrica'. Se convirtieron en un componente de los ecosistemas marinos en todo el mundo durante más de 280 millones de años, extinguiéndose hace 252 millones de años, antes de la evolución de los primeros dinosaurios.

"Resolver el debate sobre los 'hyoliths' añade comprensión sobre la explosión del Cámbrico, un periodo de rápido desarrollo evolutivo del que emergen la mayoría de los grupos animales importantes en el expediente fósil", apunta Smith, que comenzó esta investigación en la Universidad de Cambridge y que ahora es profesor de Paleontología en la Universidad de Durham.  

Publicidad

Comentarios de los lectores

Los usuarios registrados pueden valorar los comentarios y no necesitan escribir su nombre y correo al incluir un comentario nuevo. Regístrese o entre con su nombre de usuario y clave.

Comente esta noticia:

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.


cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Canarias7.es
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • Las palabras escritas en mayúsculas equivalen a gritos en Internet, por eso canarias7.es no publica comentarios que contengan palabras o frases escritas de esta manera.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.