viernes, 24 marzo 2017, actualizado a las 19:25 h.
Portada de la edición impresa de hoy

Sociedad

 

Las forenses dudan de que el matricidio fuera un crimen "piadoso"

technorati delicious google meneame digg
Diez Minutos en todas las islas, gratis los domingos con Canarias7

Estadísticas

Esta noticia ha sido vista 1092 veces.

Añadir a Mis artículos

Debe ser usuario registrado para añadir esta noticia a su selección.

Vote esta noticia

Antonio F. de la Gándara / Las Palmas de Gran Canaria

Publicidad

Las médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas Eva Bajo e Yraya Batista han afirmado este miércoles ante el jurado que revisa el caso del matricida de El Secadero que tienen serias dudas de que Domingo Martín S.J matara a su madre "por piedad", como él alegó al entregarse a la policía tras decapitar a su progenitora.

Las peritos del juzgado han explicado que durante sus entrevistas con el acusado encontraron que sus manifestaciones eran contradictorias, pues de un lado decía que había matado a su madre "por piedad", para que no sufriera, pero por otro lado no mostraba signos de arrepentimiento, al tiempo que manifestaba cierto "rencor" hacia la fallecida, tanto por haber retirado su denuncia por malos tratos contra su marido como por no haber aceptado que él quisiera cambiarse de sexo.

Tras el informe de las forenses, el fiscal Pedro Gimeno ha confirmado su petición de una condena de 18 años por asesinato para el matricida confeso,  y la abogada de la defensa, Isabel Martínez, ha pedido o bien la absolución por la eximente de trastorno mental o bien una condena atenuada al mínimo por homicidio atenudo por trastorno.

La magistrada de la Audiencia que preside el jurado, Eugenia Cabello, entregará el jueves el objeto del veredicto al jurado para que comence sus deliberaciones. la decisión podría estar lista el viernes.

Si bien durante  su interrogatorio el acusado optó por acogerse a su derecho a guardar silencio, al final del juicio ha hecho uso de la última palabra para resltar que la fallecida María del Rosario ,G.M. de 86 años, había sido "un ejemplo" para él.

 

Publicidad